Blogia
Plataforma Salvemos el Henares

Noticias Plataforma

LA CRECIDA DEL HENARES: BUENO PARA EL RÍO Y NO SUPONE PROBLEMAS DE ABASTECIMIENTO NI DE SEGURIDAD PARA LA POBLACIÓN

LA CRECIDA DEL HENARES: BUENO PARA EL RÍO Y NO SUPONE PROBLEMAS DE ABASTECIMIENTO NI DE SEGURIDAD PARA LA POBLACIÓN

El marzo más lluvioso de las últimas décadas ha provocado que el río Henares esté mostrando caudales muy elevados, en gran medida gracias a las aportaciones de su principal tributario, el Sorbe. La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) ha debido desembalsar desde Beleña caudales superiores a 20 metros cúbicos por segundo (m3/s) para mantener un resguardo de seguridad que minimice riesgos de avenidas aguas abajo. El embalse de Beleña, con unos 46 hectómetros cúbicos, se encuentra a un 86% de capacidad, ofreciendo elevadas garantías para el abastecimiento durante los próximos años. El río Henares, pese a los elevados caudales (de hasta 130 m3/s tras su paso por Alcalá), no ha sufrido prácticamente desbordamientos de consideración. Considerando los caudales máximos diarios de esta época durante las últimas décadas (de entre 20 y 40 m3/s), podemos afirmar que nos encontramos ante una situación poco habitual.

La Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS), ha transmitido durante estos días una lectura muy parcial sobre la realidad técnica, ecológica y socioeconómica que suponen estos elevados caudales para los municipios mancomunados y la cuenca del Henares. En primer lugar, ha criticado los desembalses por considerar una “temeridad” y un “malgasto” el desagüe de un volumen tan importante que podría haberse acumulado en Beleña. Esta consideración olvida completamente el reglamento de funcionamiento de las presas que debe mantener un resguardo de seguridad suficiente para laminar (frenar) caudales mayores que puedan resultar problemáticos. En segundo lugar, ha aprovechado las circunstancias para insistir en las viejas demandas de la MAS sobre la necesidad de nuevas infraestructuras de regulación, como es el caso del trasvase Sorbe-Bornova o incluso nuevos embalses en el río Sorbe. En este sentido, debe recordarse la Declaración de Impacto Ambiental negativa (2011) de dicho trasvase o las figuras de protección ambiental que protegen al río Sorbe y al propio Henares (Parque Natural Sierra Norte, Red Natura 2000, etc.).

 Por ello, desde la Plataforma ciudadana Salvemos el Henares, queremos realizar las siguientes consideraciones:

 

-          Los beneficios de las crecidas. En una cuenca del Henares tan alterada por los diferentes usos del agua, desgraciadamente sus caudales habituales se alejan enormemente de los caudales naturales que conservan los procesos ecológicos y geológicos. Por esta razón, a falta de unos adecuados caudales mínimos o máximos ecológicos, las crecidas de estos días son de las pocas oportunidades del río para acercarse a sus caudales naturales. Los caudales naturales favorecen los procesos de dinámica fluvial que conforman la estructura del cauce y las riberas y que mantienen los necesarios flujos de materia y organismos, favoreciendo a su vez a las diferentes especies de fauna y flora, así como al paisaje fluvial. Además, ejercen un provechoso efecto de limpieza sobre el río, al arrastrar fuera del cauce y aguas abajo restos orgánicos y residuos.

 

-          La necesidad de caudales ecológicos. La cuenca del Henares necesita unos caudales ambientales mínimos en épocas de lluvias y máximos en épocas secas. Las previsiones de la CHT no establecen unos caudales adecuados para la conservación del ecosistema. Además, es necesario establecer caudales elevados en determinadas épocas que inunden las riberas, incluso las llanuras, favoreciendo la restauración natural del río y permitiendo la conexión biológica cauce-ribera. En este sentido, la excesiva cantidad y magnitud de obras de defensa (motas, encauzamientos, escolleras, etc.), impide en gran medida esta posibilidad, así como la capacidad de laminación que le corresponde a las llanuras. La implantación de estos caudales y la eliminación o modificación de las defensas es una de las formas más eficientes de conseguir la restauración del río.

 

-          El río Henares puede soportar cierto nivel de inundación sin daños importantes para los bienes, y mucho menos para la personas. Aunque el río Henares lo tiene complicado para desbordarse, la inundación de sus riberas no tiene porque causar importantes problemas. Para ello, la primera premisa es la aplicación de una correcta ordenación territorial que evite ciertos usos en las zonas más susceptibles de inundación. La segunda, la aplicación de adecuados sistema de alerta, que permitan prever situaciones de este tipo y articular acciones preventivas. En tercer lugar, la obligación de contratar seguros en todos los usos en virtud del riesgo existente al igual que en otras actividades con riesgos naturales.

 

-          Una buena gestión del agua y su demanda, hace innecesarias nuevas infraestructuras de regulación (embalses, trasvases, etc.) de elevado impacto ambiental, social y económico. En este sentido, considerando las infraestructuras actuales, existe un amplio margen de mejora en la eficiencia del uso del agua tanto en el transporte, la distribución como en el consumo final. Las dotaciones domésticas de Alcalá y Guadalajara, superiores a 145 l/hab/día, demuestran este hecho. Ciudades similares como Getafe tienen valores cercanos a 125 l/hab/día y algunas ciudades europeas se acercan a 115 l/hab/día. De la misma forma, los índices de fuga en las redes es muy elevado, muy superiores a los máximos recomendados de 0,5 m3/km de conducción/año. Igualmente, pueden citarse los problemas relacionados con el control de los volúmenes consumidos y su facturación, así como los precios excesivamente bajos para determinados tipos de usos. Así, algunas medidas que pueden implantarse son la mejora de las redes de transporte y distribución, la implantación de contadores individuales, la mejora de las tarifas que favorezcan el ahorro, la reutilización del agua y el uso de aguas subterráneas. También, deben plantearse medidas que favorezcan el uso de agua de menor calidad para riegos de jardines, baldeos e industria. Por último, puede plantearse la eliminación o limitación del trasvase Sorbe-Jarama para el uso del agua en Madrid.

 

La MAS parece olvidar las obligaciones legales existentes con la Directiva europea Marco del Agua y la Ley de Aguas, así como la existencia de otras legislaciones ambientales. La citada Directiva obliga a alcanzar determinados objetivos ambientales en los ríos europeos, objetivos de los que el Henares se encuentra lejos de cumplir. En este sentido, la insuficiencia de los caudales ecológicos propuestos puede impedir en gran medida alcanzar estos objetivos. Para cumplir dichos objetivos, debe entenderse que la sostenibilidad y calidad del recurso depende directamente del medio ambiente que la genera, depura y almacena de forma natural y eficiente. Por ello, una de mejores inversiones para la conservación de la excelente agua que disfrutamos es mantener los ecosistemas fluviales en buen estado.  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DÍA MUNDIAL DEL AGUA EN EL HENARES: NADA QUE CELEBRAR EXCEPTO LAS LLUVIAS

En el Día Mundial del Agua (22 de Marzo) la Plataforma ciudadana Salvemos el Henares no tiene mucho que celebrar excepto las lluvias. Un vistazo general a la situación del agua a nivel mundial, europeo, español o más concretamente, de la cuenca del Henares, nos muestra una imagen negativa, borrosa y distorsionada del estado de nuestros ecosistemas acuáticos y del derecho universal al acceso al agua de calidad. A nivel mundial, la degradación de los ecosistemas acuáticos continentales tiene como consecuencia, entre otras, que unos 1.000 millones de personas no tengan acceso a agua potable; lo que conlleva más 10.000 muertes diarias, en su mayoría infantiles..

En el marco europeo, la Directiva Marco del Agua, así como la legislación actual sobre conservación de la naturaleza, suponían a priori un marco adecuado para el cambio de paradigma sobre el agua y los ecosistemas fluviales. Ya no se trataba de pensar en el líquido elemento como un simple recurso natural con el que ofertar bajo enorme subvención pública cualquier tipo de demanda, sino de considerar que la sostenibilidad del recurso dependía directamente del medio ambiente que la genera, depura y almacena de forma natural y eficiente.

Desgraciadamente, las políticas reales del agua y de conservación de la naturaleza no han sufrido una mejora ostensible en nuestro país, sino más bien un retroceso. La vieja cultura del agua, aquella que a través de costosas e impactantes infraestructuras públicas ofrece agua barata a los regadíos, industria hidroeléctrica y turismo entre otros, sigue presente. Así por ejemplo, la modernización de regadíos, lejos de ahorrar el agua como se dice, se utiliza para intensificar las explotaciones y aumentar las superficies regables, suponiendo un enorme coste económico, energético y ambiental, lo que pone en duda su sostenibilidad e interés general.

Centrándonos en nuestro contexto, la cuenca del Tajo, observamos el elevado grado de incumplimiento de las normativas que protegen el agua y sus ecosistemas asociados. Así por ejemplo, vemos como la calidad del agua que sale de Madrid hacia el Tajo, debido a la deficiente depuración y la falta de caudales, unido al mantenimiento de un injusto trasvase Tajo-Segura, suponen el mantenimiento de un río Tajo moribundo en su camino a tierras portuguesas. En este sentido, según la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), más del 40 % de las masas de agua superficiales y del 25 % de las subterráneas no cumplen los objetivos ambientales mínimos.

Si hablamos de nuestro río Henares y su cuenca, las noticias no son mucho más positivas. Los estudios realizados por nuestra Plataforma y otros existentes, muestran impactos graves que afectan a la calidad del agua, a los caudales que recorren sus ríos, a las especies sensibles  y al uso de las vegas. Así en el último muestreo sobre el Henares realizado por nuestros voluntarios y asociaciones, el número de puntos negros detectados asciende por encima de 800 en un tramo de unos 50 km. La mayor parte de ellos (unos 600) son impactos sobre las vegas y las riberas (infraestructuras, graveras, obras de defensa, ocupación desordenada por la agricultura y el urbanismo, residuos, deterioro del bosque de ribera, etc.). Igualmente, se han identificado unos 200 impactos sobre la calidad de las aguas, los caudales y la dinámica fluvial. Según la CHT, no se cumplen los objetivos ambientales mínimos en la mayor parte del propio Henares, así como en los ríos Badiel o Camarmilla entre otros. En cuanto a los principales acuíferos de la subcuenca, existen problemas importantes por nitratos.

El nuevo (y por fin en información pública) Plan del Tajo debía suponer una muestra del buen hacer planificador, que teniendo en cuenta las nuevas reglas del juego, analizara desde un punto de vista multidisciplinar, integral y participativo las diferentes oportunidades existentes para mejorar la calidad y cantidad de agua de nuestros ríos, ordenar los usos del dominio público y las riberas, asignar los costes y sanciones correspondientes y restaurar los ecosistemas fluviales. Desafortunadamente, esto no será así. Para empezar, porque la gestión de la cuenca del Tajo está determinada  políticamente, por las demandas levantinas que suponen una restricción fatal para las posibilidades de recuperación de nuestros ríos y las necesidades básicas de la cuenca. En segundo lugar porque lejos de buscar el buen estado de nuestros ecosistemas acuáticos y acuíferos a través de la ordenación de usos y la mejora de caudales, la mejora de la calidad del agua se quiere conseguir casi exclusivamente a través de costosas y energéticas soluciones de depuración. En tercer lugar, porque la participación de expertos y ciudadanos ha sido laminada sin rubor alguno, cerrándose prácticamente el Plan Hidrológico antes de la información pública y la evaluación ambiental requerida. En cuarto lugar, porque las autoridades siguen inhibiéndose de establecer una adecuada recuperación de costes (incluyendo los sociales y ambientales), un apropiado sistema concesional, así como la aplicación de un régimen sancionador proporcional a los daños causados. En quinto lugar, porque no existe un estudio serio de compatibilidad con los objetivos de protección de los espacios naturales. Y así, unos cuantos hechos más que lo demuestran.

Respecto al acceso ciudadano al agua, varios hechos nos hacen temer graves retrocesos. Así, la iniciada privatización del Canal de Isabel II, lejos de mejorar y garantizar las necesidades de abastecimiento (que suponen el 25 % aproximadamente de la demanda en la cuenca del Tajo), supondrán un encarecimiento del servicio y la venta de una empresa pública que funciona a precio de saldo. Este encarecimiento del servicio se contrapone con el precio del agua para el resto de usos, que bajo ayuda pública, siguen demandando más cantidad de agua a precios bajos. Esta privatización, junto a otras tantas de los servicios públicos de abastecimiento y saneamiento, nos hace temer por el futuro público de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS).

Otra noticia triste en un día como el de hoy, es el nimio caso que las administraciones hacen a organizaciones como las nuestras. En numerosas ocasiones la Plataforma ha solicitado información sobre el uso del agua a entidades como la CHT, la MAS, las CCAA de Madrid y Castilla-La Mancha y ayuntamientos, siendo la ignorancia la respuesta habitual. En este sentido, nuestros informes han sido enviados a dichas administraciones y hemos aportado interesantes propuestas que han caído en el más vergonzoso de los silencios administrativos. De la misma forma estamos siendo ninguneados por el Ministerio en cuanto a la evaluación ambiental de ciertos proyectos.

Por fortuna, si hay una noticia de la que sí alegrarse aparte de la lluvia, es de la unión cada vez más fuerte e informada de organizaciones sociales y ciudadanas, que intentan velar por la recuperación de nuestros ríos y un verdadero uso sostenible y justo del agua. Así la Plataforma Salvemos el Henares, con más de 20 entidades adheridas, forma parte a su vez de la Red del Tajo y apoya a la Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II. Cada vez el agua aglutina más interés social, como es el ejemplo de la Marea Azul del 23 de marzo en Zaragoza. Por nuestra parte, como ya es habitual en primavera, la Plataforma celebrará próximamente su VII Marcha en Defensa del Henares, donde volveremos a escuchar de verdad a nuestro río, mirándolo a la cara sin vergüenza. 

Información Pública del nuevo Plan del Tajo y Guía Nueva Cultura del Agua

Información Pública del nuevo Plan del Tajo  y Guía Nueva Cultura del Agua

Ya han colgado los documentos del Plan. Podéis acceder a ellos en el enlace siguiente.  

Os recomendamos empezar poco a poco. Primero el documento de síntesis y después la normativa. Como observaréis la documentación resulta ingente.

Se puede alegar tanto al Plan en sí como al procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica (al informe de sostenibilidad ambiental)

El plazo será hasta final de año. Aquí el BOE.

La Plataforma estudiará los documentos con atención e intentaremos aportar propuestas que mejoren el asunto, especialmente en nuestra cuenca del Henares. Será complicado ya que existe una sensación de qué todo el pescado está vendido (a Levante especialmente). En todo caso la ilusión nos llevará a Europa si hace falta ante el posible incumplimiento de las directivas marco del agua y de hábitats entre otras.

Como ayuda para guiarnos en este asunto, tenemos además la Guía Nueva Cultura del Agua(http://www.fnca.eu/guia-nueva-cultura-del-agua/), recién salido del horno.

Salvemos el Henares en las VI Jornadas por un Tajo Vivo

Salvemos el Henares en las VI Jornadas por un Tajo Vivo

La Red ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo / Tejo y sus ríos (más conocida como Red del Tajo) convoca las VI JORNADAS POR UN TAJO VIVO que tendrán lugar en el Castillo de San Servando  de Toledo durante los días 19 a 21 de octubre de 2012. Podéis ver el programa en http://www.redtajo.es/images/6jornadas/Diptico3.pdf

Las Jornadas están abiertas a la participación del público en general, que podrá encontrar en ellas información del actual estado de la cuenca en general y del río Tajo / Tejo en particular.

Salvemos el Henares estará presente en los debates y hará una pequeña presentación de los últimos resultados sobre el estado de nuestro río.

Un centenar de personas en la V Marcha del Henares

Un centenar de personas en la V Marcha del Henares

Aunque los augurios del tiempo deparaban una nueva marcha pasada por agua, finalmente la nubes dieron la tregua suficiente para no mojarnos ni gota. Si nos mojamos por el Henares en cambio, por la defensa de un río, su territorio y su historia, tal y como recalca nuestro nuevo lema. Una centena de personas del todo el valle se dieron cita en el punto de comienzo de la marcha en el yacimiento de la Esgaravita, ese que el ayuntamiento complutense ignora dejando ser urbanizado. La actividad convocó gente de toda condición, con una alta participación de gente joven. Representantes de la mayor parte de las asociaciones de la Plataforma estuvieron presentes, demostrando una vez más su compromiso por el río.

La marcha, de unos 7 km y 4 h de duración, tuvo una serie de paradas explicativas relacionadas con las actuaciones sobre la Esgaravita y el puente Zulema, los impactos sobre el río (haciendo hincapié en los obstáculos longitudinales y transversales: motas, escolleras, urbanismo, azudes, etc.), la geomorfología y el medio natural. Aquí podéis descargar el tríptico que se repartió entre los asistentes, con las explicaciones dadas y el manifiesto de la marcha.

Además, Salvemos el Henares presentó en sociedad el lema elegido por la gente que participó en la campaña abierta por la Plataforma. Este nuevo lema es:

UN RÍO, UN TERRITORIO, UNA HISTORIA, ¡POR UN HENARES VIVO!

La Plataforma agradece la participación de todos los asistentes y a los medios de comunicación que se hicieron eco de la actividad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

V Marcha en Defensa del Henares, 5 de mayo, en Alcalá

V Marcha en Defensa del Henares, 5 de mayo, en Alcalá

La Plataforma Ciudadana Salvemos el Henares tiene el placer de invitarte a la V edición de su clásica marcha primaveral.

En esta ocasión volvemos a Alcalá para recorrer el río a lo largo de la ciudad complutense. Durante el recorrido os enseñaremos algunos valores naturales y patrimoniales que goza el Henares en esta zona. También habrá tiempo de contaros algunas de las "atrocidades" cometidas con el río en su historia reciente.

La cita será el 5 de mayo, sábado.
El recorrido tendrá su comienzo en el Yacimiento de la Esgaravita (Camino de los Afligidos) a las 10.30, aunque tendremos un punto de encuentro en la estación de Cercanías de Alcalá-Universidad a las 10.10 para aquellos que vengan de fuera o les pille mejor esta opción. Desde aquí partiremos andando hasta el citado yacimiento. (Adjuntamos mapa)

El recorrido será apto para todos los públicos. La duración prevista es de unas 4 h. Por favor venid preparados, con vestimenta y alimento adecuado. La Marcha finalizará a la altura del Puente Zulema, después de unos 7 km de recorrido a pie.
Para la vuelta es probable que dispongamos de un autobús que podrá ser utilizado de forma prioritaria por los foráneos de la ciudad cervantina, el cual se dirigirá hacia la estación de tren de Alcalá.


Os esperamos a todxs!!

El TSJM dicta nueva sentencia a favor del recurso de Ecologistas en Acción, en relación al proyecto de la Isla del Colegio

El TSJM dicta nueva sentencia a favor del recurso de Ecologistas en Acción, en relación al proyecto de la Isla del Colegio

 La sentencia 110/2012 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha estimado el recurso interpuesto por Ecologistas en Acción (EeA) en referencia al contencioso de la Isla del Colegio. Esta sentencia implica que la construcción del recinto ferial está fuera de la ley, y obliga a cumplir el requisito de elaborar un estudio de impacto ambiental correcto, con la advertencia de una posible demolición del ferial si el impacto fuera grave. Es la tercera sentencia en todo este proceso contraria al Ayuntamiento, que tendrá que volver a gastar dinero de los ciudadanos por haber incumplido reiteradamente la ley.

 En su día, el Ayuntamiento de Alcalá aprobó un proyecto para la isla que llenaba de cemento una zona agrícola muy valiosa ambientalmente. Pese a las advertencias de Ecologistas, el Ayuntamiento construyó la primera subfase del proyecto, el nuevo recinto ferial, sin realizar previamente un estudio de impacto ambiental. Años después el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictaminó la anulación del proyecto y obligó al Ayuntamiento a realizar tal estudio. Sin embargo, el Ayuntamiento trató de esquivar este requisito, encargando un estudio de impacto que partía del estado de la isla una vez construido el ferial, sin valorar por tanto qué impacto había tenido éste sobre los valores ambientales de la isla.

 Esta nueva sentencia supone un tirón de orejas tanto al Ayuntamiento como al Juzgado de 1ª instancia que permitió esta situación. Ahora, el TSJM obliga al Juzgado a ejecutar adecuadamente la sentencia, es decir, a que el Ayuntamiento empiece de nuevo con todo el proceso de legalización del ferial, incluido un estudio de impacto ambiental correcto. En caso de acreditarse impactos inadmisibles por la construcción del ferial, podría incluso llegarse a la orden de demolerlo.

 Ecologistas en Acción de Alcalá lamenta toda la sucesión de errores e ilegalidades que ha cometido el Ayuntamiento en este proceso. En primer lugar, haber proyectado la urbanización de un espacio tan emblemático y valioso como la Isla del Colegio. En segundo, la ejecución del proyecto incumpliendo la ley. En tercero, el tremendo despilfarro de dinero público en todo el proceso.

 Por último, Ecologistas en Acción considera que es hora de que el Ayuntamiento reconozca lo desafortunado de todo este proyecto, renuncie definitivamente a desarrollar las fases restantes y proteja adecuadamente la Isla del Colegio, garantizando los valores ambientales que aún atesora.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres