Blogia
Plataforma Salvemos el Henares

Una marcha pasada por agua

Una marcha pasada por agua

El agua fue la protagonista de la tercera Marcha en Defensa del Henares. El agua que da la vida a nuestros ríos, fue la culpable en gran medida de que la gente no acudiera en la afluencia esperada. Una veintena de valientes fueron los protagonistas del día, que pese a las dificultades del recorrido (agua, barro, 15 km por delante, etc.), no quisieron perderse esta tercera edición.

La marcha empezó sobre la hora prevista en la Reserva de La Acequilla del Henares, donde nos ofrecieron una explicación tanto de la marcha en sí como de la propia Reserva. A continuación se leyó el manifiesto preparado expresamente para esta edición (ver abajo).

Una vez comenzó la marcha, comenzó a llover. Por suerte la lluvia no duró mucho y el cielo se reservó un aguacero para los dos últimos kilómetros. Por tanto, fuimos afortunados en este sentido, dadas las previsiones.

La excursión nos permitió descubrir en muchos casos zonas de enorme belleza en este tramo del Henares. La vegetación alternaba choperas y tarayales donde podíamos observar fresnos, olmos, sauces y majuelos. Algunas zonas mostraban tal frondosidad, que más de uno pensó que se encontraba en los bosques aluviales del norte peninsular. También nos sorprendió en muchos casos la anchura que mostraban las riberas arboladas, hasta cerca de 100 m en algunas zonas, y como la chopera colonizaba nuevas zonas de ribera. La belleza del bosque de galería era completada con el verdor de los trigales aledaños.

No fueron muchos los animales que aparecieron a nuestro encuentro, exceptuando alguna anatida huidiza, el de los aviones o vencejos sobre los trigales y el de un milano negro.

Desgraciadamente, el recorrido nos enseñó algunos de los impactos de este tramo, destacando la zona de Chiloeches y la ciudad de Guadalajara. En Chiloeches observamos como la industria se ha ido estableciendo en las terrazas bajas, cerca del río. También observamos las ocupaciones de una gravera y las realizadas por particulares en la margen izquierda. En la ciudad de Guadalajara comprobamos el encorsetamiento del río debido al desarrollo de la industria y las viviendas. Aquí el río ha sido sujeto por enormes motas y muros de gaviones. Además, el paisaje se degradaba aún más por los diferentes vertidos encontrados.

Otros impactos destacados fueron el azud abandonado de la antigua fábrica de los Mayoriz (del que desconocemos su antiguo uso) o la presencia de varias zonas con ailantos, especie exótica invasiva que ocupa el nicho de las especies autóctonas. También observamos varios vertidos líquidos, que debido a la gran cantidad de agua caída, afluían con gran caudal, desconociendo el origen de estos y si se encuentran debidamente autorizados.

Los últimos kilómetros fueron acompañados de un aguacero espectacular, pero ni aún así se pudo detener la marcha. Finalmente, sobre las 17h, los participantes llegaban bien húmedos a la estación de Guadalajara y se tomaban un merecido refrigerio.

Desde aquí agradecer a toda la gente que acudió y que pensamos disfrutó del Henares. Os esperamos en la próximas (seguro que más secas).

A continuación reproducimos el manifiesto de esta III Marcha:

MANIFIESTO III MARCHA EN DEFENSA DEL RÍO HENARES

 

Buenos días y bienvenidos a esta III Marcha en Defensa del Río Henares y no sólo, del río Henares, sino de toda su cuenca, de sus otros ríos cuyas aguas alimentan al Henares; hablamos del Sorbe, del Bornova, del Dulce, del Torote y hasta del arroyo Cabanillas que hoy cruzaremos.

 

El Henares y su cuenca forman y enmarcan un territorio de ricos valores naturales y culturales. Sus ecosistemas fluviales representan desde las alisedas y saucedas de la Sierra de Ayllón hasta las choperas, tarayales y olmedas de la vega baja. Especies de gran valor utilizan el Henares y su cuenca como hábitat y red ecológica para sus movimientos. Aguas arriba, en los ríos serranos, pervive la trucha, aguas abajo la el barbo común, la boga de río y el calandino son casi los únicos representantes autóctonos. En las orillas de las vegas bajas vuelve a saberse de la nutria, mientras los cielos riparios son surcados por especies como el búho real, el martín pescador y el abejaruco. La herpetofauna, de anfibios y reptiles, tiene sus dignos portavoces en nuestras riberas y charcas como el galápago leproso y el sapo de espuelas.

 

Y aunque estos valores están protegidos sobre el papel dentro de la Red europea Natura 2000 y otras figuras como la Reserva de La Acequilla del Henares, la realidad dista mucho de ser la propia de espacios naturales protegidos de verdad. Acercarse al río Henares sigue siendo en gran medida acercarse a un entorno natural y paisajísticamente singular, pero desgraciadamente también es hacerlo a sus impactos y agresiones. Algunas de nuevo cuño, otras ya crónicas de nuestra comarca. Como comprobaremos en esta marcha, la dejadez y permisividad administrativa siguen permitiendo y amparando una ordenación del territorio insostenible, cada vez más cercana a sus aguas y sus orillas. Se sigue sin controlar adecuadamente los vertidos sólidos y líquidos, se siguen ocupando espacios sin autorización, se sigue cultivando hasta la mismas márgenes, se siguen regulando sus aguas sin establecer caudales ecológicos, se sigue obstruyendo su paso con azudes inutilizados, se siguen instalando motas y escolleras que inmovilizan su cauce, se sigue degradando su vegetación, se sigue tratando al río como un parque más donde poner bancos y papeleras, se sigue en definitiva, dando la espalda al río, como no queriendo reconocer su valía.

 

Por otra parte, el estado de nuestro río depende en gran medida de la cantidad de agua que circula por sus cauces. Por tanto, es esencial que hagamos una gestión eficiente del líquido elemento, cuestión sobre la queda mucho camino por recorrer. En este sentido, la Mancomunidad de Aguas del Sorbe y sus municipios no están realizando los deberes en busca de un ahorro, como tampoco lo están haciendo los regantes del Henares.

 

Estamos en un momento clave para el Henares y su cuenca. Pronto deberán estar aprobados los nuevos planes hidrológicos de la cuenca del Tajo, donde comprobaremos la verdadera voluntad de la CHT por establecer los nuevos principios de sostenibilidad de la Directiva Marco del Agua. Pronto también deberán estar aprobados por las CCAA los planes de gestión de la Red Natura 2000 donde se apliquen los principios de la Directiva Hábitats. Creemos que es el momento de cambiar el chip, de empezar a ejercer de verdad la sostenibilidad con nuestro río.

 

Por todo anterior, la Plataforma Ciudadana Salvemos el Henares solicita:

 

·        A la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT)

 

-La elaboración del nuevo Plan de Cuenca que cumpla con los objetivos marcados por la Directiva europea Marco del Agua con el fin de alcanzar el buen estado de las aguas. Para ello, además, exigimos un proceso constructivo y transparente de participación ciudadana. El nuevo Plan asegurar la depuración de las aguas, la asignación de un régimen de caudales ecológico y la restauración de ríos y riberas.

 

-Además exigimos a la CHT un mayor control y sanción de los vertidos y los pozos ilegales, la modernización de los regadíos existentes, de cara a un uso más eficiente del agua, y la revisión de las concesiones actuales. Igualmente, se exige la ampliación y protección del Dominio Público Hidráulico.

 

·        A las CCAA

 

-A Castilla-La Mancha, se le exige la designación como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de la red Natura 2000 al tramo de río sin designar.

 

-A ambos:

-El desarrollo de adecuados planes de gestión para la conservación de la red Natura 2000, así como la  coordinación correspondiente entre ambas comunidades.

-La elaboración de planes de ordenación territoriales o comarcales que protejan al río y limiten la expansión urbanística y de infraestructuras.

-La aplicación y fomento de buenas prácticas agrarias, que limiten el uso de agroquímicos y optimicen el uso del agua.

 

·        A los Ayuntamientos

 

-La elaboración de PGOUs que protejan al río y limiten la expansión urbanística, declarando la vega del Henares como Suelo No Urbanizable Protegido

-La constitución de Consejos Locales del Henares con participación institucional y de las distintas asociaciones ciudadanas implicadas.  

-El fomento y divulgación de los valores del río.

 

Y a todas ellas solicitamos la elaboración de planes y  proyectos que busquen el objetivo de conservación, recuperación y o restauración tanto del ecosistema fluvial como del Patrimonio histórico-cultural asociado a la vega del Henares.

 

Por último consideramos que todas las administraciones, especialmente las autonómicas, deben apostar por la creación de un Parque Natural del Henares, que proteja adecuadamente los citados valores del río, de sus vegas y sus cerros.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

luis enrique -

quisiera haber estado con vosotros el domingo pero la lluvia me echó para atrás.
ánimo y por la próxima
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres